De abogada a reina del misterio

16440 

 

Fuente: Lee más / Enero 2019

 

La novela policiaca tiene una nueva reina con la autora de una saga de nueve novelas (las tres primeras ya publicadas en español por el sello Maeva), protagonizadas por un par de personajes muy normales: un detective de la policía recién divorciado y su amiga de toda la vida, una abogada que lucha por sacar adelante su vida de esposa y madre sin sacrificar sus aspiraciones profesionales.

 

Ese perfil de personajes le ha dado a la obra de Viveca Sten (Estocolmo, 1959) una popularidad explosiva y aplastante, especialmente entre el público femenino, al grado que la prensa especializada en literatura le ha concedido el título de la nueva reina de la novela policiaca. En la presentación de su libro 'En aguas tranquilas' durante la FIL32 le preguntamos a qué cree que se debía el éxito de sus novelas.

 

"Ellos son los personajes entrañables que pasan por las dificultades más normales y ordinarias que te puedas imaginar -nos dice VIveca-. Son muy 'normales'. Thomas es un policía, Nora, abogada. Crecieron juntos en esta pequeñísima isla. Comencé a trabajar con Nora, la abogada. Surgió un poco de mi propia historia. Y luego tuve que desarrollar al policía, que era necesario para interrogar testigos, examinar cadáveres y evidencia. Pero pensé: no quiero un policía del tipo estadounidense, duro y sin amigos, canalla y vicioso, sino que quise hacer uno con el que los lectores se pudieran identificar, que causara cierto apego positivo, un tipo con el que te puedas tomar una cerveza. Así es Thomas".

 

Y es que Thomas Andreasson ha llegado a ser tan popular con los lectores, que Sten recibe muchos mensajes pidiéndole el número de teléfono de Thomas, porque las lectores están seguras de que está basado totalmente en una persona real.

 

De abogada a escritora de misterio

 

Sten tenía una sólida carrera en un despacho de abogados cuando por su trabajo tuvo que estar presente en una escena de crimen. Al contemplar el cuerpo, decidió cambiar de profesión a escritora de novelas policíacas y ello no sólo cambió su profesión sino casi todos los aspectos de su vida:

 

"Yo trabajaba en un departamento de asuntos legales, estaba a cargo de una oficina con 35 abogados. Siempre estaba muy ocupada. Y ahora no tengo jefe ni subalternos. Ando sola. Y me encanta. Amo lo que hago. Gozo de mucha libertad. Viajo mucho. Hace dos semanas estuve en Alemania, hace una Francia, ahora estoy en México, promoviendo mi libro. Es maravilloso. Me divierto todos los días".

 

En el ámbito de la FIL, donde el libro es el objeto más importante y el tema central, le preguntamos a Viveca Sten cuál creía que era el lugar del libro y particularmente de la literatura en la vida de la gente:

 

"Creo que la literatura es un idioma verdaderamente universal. La verdadera literatura le llega a la gente sin importar sus circunstancias, porque hace una verdadera conexión con ellos".

 

Desde hace varios años, la discusión en torno al soporte de la producción editorial ha sido una pregunta casi obligada: ¿libro electrónico o físico?

 

"Físicos. Pero escucho muchos audiolibros. Siempre estoy leyendo dos libros y escuchando otros dos. Mientras manejo, en la lavandería, yendo al banco, al estar comiendo sola o cocinando. Lo que nunca hago es leer un ebook. Los oigo o los leo en físico.

 

"Y es que para ser un buen escritor, dice Sten, es necesario ser un ávido lector: por supuesto tienes que leer muchísimo si quieres dedicarte a escribir. Y leo a mis colegas en Suecia. Conozco a casi todos los escritores de novelas de crimen allá, como Camila Läckberg. Ellos leen mis libros y yo leo los suyos. También leo a Lee Child, Michael Connelly, John Grisham, Dorothy Sayers y Minette Walters".

 

Además de la lectura abundante, Viveca Sten añade a su método para escribir un ingrediente peculiar: "Para cada libro que voy a escribir preparo una playlist en Spotify, y la pongo una y otra vez. Por ejemplo, mi primer libro fue escrito casi enteramente escuchando a Bruce Springsteen, y el segundo, a Beyoncé. El último libro, el noveno de la saga, lo escribí escuchando el soundtrack de Les Misèrables. Si escucho esa música hoy, inmediatamente te puedo decir qué libro o qué parte del libro estaba escribiendo con esa música. Cuando me siento a escribir, me pongo los audífonos y escucho la música, y es como si fuera un gatillo que detona mi 'modo escritora', así que puedo escribir mientras camino, mientras viajo, en el avión, en un café, hasta manejando, porque la música tiene ese efecto en mí".

 

Y dado que las listas que prepara Viveca en Spotiy no son privadas, es posible acceder a ellas.

 

La nueva reina de la novela negra compartió con nosotros un consejo dirigido a los que quieren convertirse en escritores: "Lean muchísimo y escriban mucho, incluso si piensan que lo que escriben es horrendo. Siempre pueden cambiar, corregir, editar, botar cosas. Lo que no escribes no está ahí y no puedes cambiarlo, ni evaluarlo, ni nada".

 

Conoce las primeras páginas de 'En aguas tranquilas' de Viveca Stan en esta liga: https://issuu.com/editorialocanodemxicosadecv/docs/16440c?mode=embed&layout=http://skin.issuu.com/v/color/layout.xml&backgroundColor=000000&showFlipBtn=true